Home / Articulos / ¿México con déficit de aventureros?

¿México con déficit de aventureros?

México es un paraíso para vivir el ecoturismo y practicar deportes de acción, nadie discute eso, contamos con un sin fin de áreas naturales a lo largo y ancho de nuestra hermosa República Mexicana, hay opciones para todos los gustos, grados de dificultad, amantes del calor o frio, familias, solteros, parejas, etc.

Como mexicanos tenemos acceso a lo que queramos vivir y explorar, y gracias a las redes sociales, blogs y promoción de marcas, se han dado a conocer  actividades, lugares, deportes, etcétera, y cómo iniciar en un nuevo deporte o llegar a lugares poco conocidos para quienes están fuera del medio. En fin, tenemos la facilidad de acercarnos al deporte o actividad que queramos, pero, ¿Por qué sigue siendo un nicho tan pequeño el mundo outdoor y de deportes extremos en México?

En redes sociales se lee a muchísimos internautas preguntar cómo empezar, qué hace falta, enviando invitaciones, es un mundo en el cual todos harán deporte, cuidarán del medio ambiente y seremos una potencia deportiva. Pero, se ven viajes y aventuras de una sola vez o se quedan en planes. Entrevistando guías y empresas, estas han sido algunas de las respuestas:

  1. Es un estilo de vida para gente con mucho dinero
  2. Debes venir de familia que lo practique, tenemos la cultura del futbol nada más
  3. Es difícil encontrar tiendas o lugares para empezar
  4. Es para gente con muy buena condición y no le temen a lastimarse o morir
  5. Flojera (la peor)

En respuesta, todo necesita una inversión, y es cuestión de priorizar gastos y hacer sacrificios para iniciar en un deporte.

México es un país con poca cultura deportiva y es menor la difusión de ésta, así que no puede afirmarse que todos son descendientes de  deportistas, sí existen familias de atletas, pero es una minoría.

En cuanto a la dificultad de encontrar tiendas y lugares dónde ir a entrenar o viajar, es cierto que es complicado si no se pertenece al medio, no es sencillo conseguir un proveedor de wingsuits o paracaídas.

Sí es requisito tener buena condición, cualquier deporte necesita un mínimo de resistencia. Afirmar que un grupo específico de personas no le teme a lastimarse o morir es complicado, más bien, la recompensa y la sensación de vivir algo increíble es tan grande que supera el saber que puede haber lesiones.

Ha aumentado la práctica de muchas disciplinas, por ejemplo, el ciclismo de montaña, escalada deportiva y senderismo han ganado muchos adeptos, se crean eventos, son descubiertos e inaugurados lugares dónde entrenar y competir, se fundan tiendas y marcas, por ende creció el nivel competitivo. Aun así, sigue siendo un nicho pequeño y resulta difícil para personas fuera del medio adentrarse.

Gran parte del poco crecimiento deportivo puede deberse a la poca cultura deportiva en México (el video viral de una madre enojada porque su hijo corrió 10 minutos nos da un panorama de la situación). En parte el alto costo y la inseguridad juegan un papel importante.

¿Falta de apoyo gubernamental? Puede ser una parte del poco conocimiento y por tanto no salir del futbol (no es malo, pero podrían ser presentadas más opciones deportivas para todos), el gobierno no está obligado a financiar nuestros pasatiempos, pero se podría tomar como ejemplo países europeos en los cuales se fomenta en los niños la cultura deportiva y un abanico de opciones. La promoción y alianza de empresas con el Estado es básico para un crecimiento, pero ese tema no lo abordaré.

Seguridad. Es la principal pregunta que se hacen muchos antes de ir a algún lugar, preguntar o afirmar si asaltan o roban desmotiva a muchos, el cuidado del equipo o pasar por alguna zona o carretera define la introducción a un deprote. Es la principal causa de deserción y desinterés.

Por otra parte, si le preguntas a cualquier deportista, competitivo o recreativo si cambiaría su estilo de  vida o haría caso a alguna de las afirmaciones anteriores, diría que primero lo intentes y después pienses en eso. Total, lo peor que puede hacerse es arrepentirse de lo que no se intentó. Así que mejor, ve a tu cerro, río, o centro de entrenamiento más cercano, y celebra la vida, pueden ser sólo rumores y en cambio experimentes el mejor cambio de tu vida, a muchos nos funcionó, y está en expansión. Vive y explora tu país, es el más hermoso, con la gente más cálida, y es un nido de oportunidades. Si pocos están viviendo estas aventuras, quiere decir que hay mucho campo por explorar.

Acerca de Ricardo Villanueva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *